miércoles, septiembre 24, 2008

21.097 (Toma II)

En capítulos anteriores el diablillo de mi hombro izquierdo había comentado que está muy mal dejar las cosas a la mitad, y que no tiene ningún sentido correr media maratón cuando ya está inventada la maratón entera. Seguramente ustedes, amigos lectores, pensarán que esa afirmación es una de las mayores gilipolleces que han escuchado, porque en realidad lo que no tiene ningún puto sentido es correr medias maratones cuando uno puede estar tranquilamente chingando en casa, y oigan, no seré yo quien les quite la razón, pero es que, entiéndanme, odio que me digan que no tengo cojones de hacer algo, y menos si se trata del diablillo de mi hombro izquierdo. Porque me cae como el culo.

Así que uno, que no acaba de escarmentar con su ya amplia experiencia sufridora, se propone para el año que viene recorrer los 42.195 jodidos metros de una jodida maratón. Pero claro, eso ya son palabras mayores, ahí no se va así a la buena de dios, como suelo ir yo a los sitios, joder, que 42 kilómetros son muchos kilómetros. Con lo cual, por una vez en la vida, y sin que sirva de precedente (quede claro), uno decide hacer las cosas como dios manda y entrenar un poquillo. Y en ese pormenorizado y concienzudo plan de entrenamiento basado en el famoso axioma deportivo de hacer cada día lo que te salga del ojete (muy recomendado por afamados entrenadores), decidí que la primera piedra de toque iba a ser la media maratón del Bajo Pas. Porque sí, porque me pareció adecuado a las circunstancias circundantes de mi propia circunscripción. Lo que les digo, viva el entrenamiento planificado.

Y hete aquí, colegas, que los caminos del señor son inescrutables, y que un día cualquiera que andaba yo atareadísimo hablando por el mesenyer, voy y me encuentro en la red de redes con mi compañero menosmolero Juanisho, al que sé de buena tinta que le encanta ver como me jodo la vida en gestas deportivas de dudosa altura. Y le comento lo de la media maratón. Venga ya, me dice él. Que sí colega, que te lo juro por snoopy. No puede de ser, tío, osea, qué súper fuerte, tío, yo también me la estoy preparando (inciso: juanisho es un tipo chachi que no habla como un gilipollas osea, pero es que así tiene más gracia). Anda ya, tío, qué súper bien, tío, así sudamos juntos, tío. Ya te digo, tío. Pues hasta otra, tío. Ya te digo, tío.

Así que ahí andábamos el señor Juanisho (que tiene unos atributos hueviles que no le caben entre las piernas) y servidor, a las 10 de la mañana del día de autos, untados de vaselina hasta el corvejón, listos y dispuestos para machacarnos de forma estúpida, gratuita y totalmente absurda. Objetivo propio después de cinco semanas a razón de 30 kilómetros semanales, intentar hacer 1h45’. O lo que viene a ser lo mismo, a 5’ el jodido kilómetro.

Y dieron la salida. Y claro, salimos. El primer kilómetro en 5’15’’. Calentando. El segundo y el tercero en 5’. Las sensaciones reguleras, no acabas de notar las piernas sueltas. En el cuarto ya empieza la maquinaria a carburar. A partir del 5 empiezas a clavar el 4’45’’ cual metrónomo suizo. Sobrado. En el 7 pasas a un amiguete y te haces unos metros con él. Qué tal. Bien, tira a ver si te sigo. Por el 10 en 48’45’’. Miras atrás, ni rastro del amiguete. Joder chaval, esto lo vas a acabar pagando y lo sabes. Pero el pulso va bien y no te duele nada (sorprendentemente) así que a tomar por culo, banzai, a mi señal ira y fuego y si reventamos, pues qué le vamos a hacer, para eso está el cuerpo, cojones. Por el 15 en 1h12’15’’. Casi 3 minutos mejor que el objetivo. Joder, y la cosa aún pinta bien. Estoy hecho un toro. Pues a tomar por saco, en los 6 últimos hay que echar el resto, a ver si bajamos de la 1h40’. Así que le das otra vuelta de rosca al cuerpo y bajas una corona. A ver hasta dónde llegamos. A partir del 17 cada kilómetro pesa como una puta losa, pero aún vas con fuerza y ahí no se afloja aunque te den dos ostias, por tus santos huevos que se baja del 1h40. En el 19 vas tirando de un grupillo de 6 o 7, pasas una curva de derechas y te plantas delante del único repecho del recorrido. Tú ya venías sobre aviso, pero joder, en el 19 ya se está para pocas alegrías y eso es una jodida pared. 100 metros hasta arriba. Se oye blasfemar a tu espalda. Tú ni miras, que cada perro se lama su ciruelo amigos. Llegas arriba temblando y miras el reloj a ver cómo va el tiempo. Cálculo mental rápido: para entrar en menos de 1h40’ en poco más de kilómetro y medio hay que comerle al reloj 50’’. Tocas a zafarrancho, y a saco paco. Ahora hay que sacar de donde se pueda, si es que a esas alturas queda algo dentro. Ni miras las pulsaciones, para qué, piensas, que se joda la patata y bombee la cabrona. Entras en meta en 1h40’9’’. Su puta madre. Por nueve cochinos segundos. Su putísima madre.

Una chiquilla se acerca a darte agua, la coges (el agua), y entonces es cuando tu puto corazón de dos velocidades decide meter segunda. Cagoentroya. Te mete tal latigazo en la cabeza que te quedas de pie por el canto de un duro y porque hay una valla cerca. En esas se acerca la andaluza (que me acompaña a todas estas cosas para ver si hay suerte y se libra de mí de una vez) a preguntarme qué tal. Bien jodido, nena, bien jodido. Pero si lo has hecho de puta madre. Sí, pero me ha dado la chunga. Qué imbécil eres, ¿y por qué coño no te has parado, gilipollas?. Coño, que me ha dado de parado, y no me hagas hablar que se me suben todavía más y no está el horno para bollos. Venga, a un banco, a sentarse. No te preocupes, que ya sabes que ahora se me pasa. El ahora se convierte en 15 minutos y ni atisbo de pasarse, así que uno empieza a mirar de reojo a la ambulancia y se pregunta cuánto tardarán en llegar hasta ti, y si encontrarán el botón de reinicio. Aparece Juanisho. ¿Bajaste de dos horas?. Sí tío, de largo. Qué raza tienes, chaval. ¿Tú qué tal?. Ya ves, un poco acelerado. ¿Como cuánto?. Ando por las 200. ¿Desde hace mucho?. Como 20 minutos. Joder. Ya te digo.

Pero bueno, a los 30 minutos, justo antes de que la andaluza empezara a llamar al Samur, a los Geos, a la Guardia Civil, al cura y a la funeraria, todo volvió a su cauce habitual. Así que bien está lo que bien acaba. Y ya estamos más cerca del objetivo de 1h35’ antes de ir a la maratón. La de Barcelona. El 1 de Marzo. Fecha marcada con rojo sangre en el calendario. Pero esa, será otra historia.

P.D: Por cierto, que el gran hakuna menosmolero (tío de puta madre donde los haiga), y su santa (tía de puta madre donde las haiga), también vinieron a animar y a ver lo que quedaba de nosotros en la meta. Un tipo muy salao el gran hakuna, así que no se le ha ocurrido otra cosa mejor que plantar esto en el youtube. Un cachondo, sí. Quede en mi descargo que después de correr tanto, uno bebe mucho, y claro, por algún sitio tiene que salir tanto líquido. Just do it, my friends.


8 comentarios:

Juan_isho dijo...

Jo tío, ha sido un posteo super chachi. La verdad es que moló mogollón, fue super divertido, o sea, de lo mejor.
Sólo añadir, que tu casi mueres al acabar, pero lo bonito, como narraste en anteriores eventos, es morir durante, así fue mi media maratón.
Por cierto, si te animas este sábado te esperamos ansiosos.

El Portu dijo...

A mi es que me encanta eso de ver sufrir como gorrines en día de matanza a mis amigos, por eso no tengo problema en pegarme una madrugada razonable en domingo cuasi-veraniego y acudir a parajes recónditos de la geografía cántabra.

Mi admiración para ambos, acompañada de la envidia en su estado más puro.

Por cierto, ¿cómo supiste que la curva del último kilómetro era de derechas? ¿Hizo alguna chanza relacionada con Zapatero?

PS - El claro protagonismo de uno de los interfectos en la parte final del montaje es imputable única y exclusivamente a la nula labor de difusión fotográfica llevada a cabo por la señora andaluza. No busquen inquina donde no la hay. Destructores.

Anónimo dijo...

Me gusta el video, podeis bajaros el ProShow pirata del emule y asi no sale la franja amarilla de la evaluacion, no?

Por cierto, ha vuelto Eddi Vansi

Por cierto al cuadrado, el que sale esquiando en la segunda foto no soy yo? (lo digo porque me suena la cazadora pero podria no serlo), exijo los derechos!

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Joder, esto no se hace. Mira que entro fielmente a la misma hora, mas o menos, las once... everyday... Y hoy que estamos en la 1.23 de la mañana, entro de coña y veo post...
Y es del irlandés.
Y se merece toda la atención.
Así que mañana vengo, esnifo, y comento.
BSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Me esnifo el post, quiero decir... a ver si luego la pasma me tilda de drogata, y yo lo único que me chuto en vena es el marlboro y ahora light¡
Siempre hay que aclararlo todo, por si el ex... digo, la peña, claro....

Nacho dijo...

Grandes, muy grandes!!

La verdad es que me dais envidia, que yo hace tiempo ando con la mosca detras de la oreja con hacer un tema de estos, pero es mucho más fácil buscar la excusa para no hacerlo jejeje.

Pues eso, mi mas sincero reconocimiento.

Saludos

Akroon dijo...

Lo primero: qué agonía, y eso que yo no competía... pero tal es la descripción, que me ha dado un jamacuco y todo en el momento del final de la carrera mientras estaba yo bebiendo agua al 'unísono' con la lectura del post.

Si su objetivo era 1h45' y al final hizo 1h40'9'', ¿cuál es el problema de los nueve cochinos segundos?? Ha rebajado 4'51'' la marca que quería lograr!!! Si pudiera, agitaría unos pompones ataviada de animadora, pero no es propio de mí.

... Así que viene Usted a mi tierra a batir su propio récord...

Más allá de los elfos que al final ya no pude localizar, encantada de conocerle. Ahora sí que sí que ya le he puesto cara. Un placer, oiga.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

COÑO, ENHORABUENAAAAAAA¡¡¡¡¡¡¡ No te voy a decir que leerte ha sido como ir corriendo a tu lado, porque sería una falacia... pero ha sido emocionante, coño... sobre todo por el km 19.. Yo creo que te has salido, y que el cuerpo al final ha respondido del carajo. Es normal el cangrelo ese que te entró, y que el body a veces no responde, pero joder... está de puta madre la marquita. A ver si la siguiente la superas, apuesto que sí, joder..
El vítreo está muy bien, veo que sigues rapado, que fijo va bien para que el aire no te pare, tipociclista, pero no me hagas mucho caso, que yo de deporte sólo se de stepper, pesas y abdominales.
Un besazo, bébete algo a mi salud, y alegra el ambiente echándolo luego por los poros... que todo se quema... que uno se queda como nuevo... que todavía eres joven... ( cuando digo esta frase me veo de geriátrico.. pero es que cualquiera al que saque unos años me parece un jovenzuelo ). Ah, y BIENNNNNNN, por el Juanisho, además de poeta, dportista de élite... Dios los cría... y las carreras los juntan..
UN BESAZO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ CELEBRADLO, COÑOOOOOOOOOO¡¡¡¡¡¡¡