lunes, diciembre 29, 2008

Se abre la veda de Navidades rimadas menosmoléricas

Porque ya iba tocando. Están todos ustedes invitados a aportar su granito de arena, y pasar en un futuro reciente a formar parte de la historia del blog con sus rimas, duelos y quebrantos, cuando sus escritos sean publicados. Éxito asegurado de crítica y público, ojo.

Y dado que los que tiraron la indirecta en algún comentario perdido por esos (pocos) posteos del pasado reciente no se han dignado a dar comienzo a las hostilidades (¡aupa Pachelas!), ahí va mi rima de este año, con homenaje a Quique el cantante exiliado a la Vega de Pas incluido, y las sentidas respuestas, recibidas de modo casi instantáneo, a cargo de tres incondicionales (la cuarta no la copy-pasteo aquí porque trata temas de índole estrictamente confidencial; otra vez será, Coach Parras):

Es Navidad, no os voy a mentir
no me parece una fecha especial mil
y no paso por el aro de felicitar al mundo entero.
Es Navidad, no lo quiero decir
pero es una época que me vuelve hostil,
dadme el verano, que lo disfruto entero y verdadero,
y me olvido de cenas porque estando orondo
pierdes mucho fondo al engullir
será porque me ralla el barbudo de rojo
será porque es mejor San Fermín.

Es Navidad, una época inservible
es Navidad, Navidad insufrible
es navidad, una época inservible
es Navidad, Navidad insufrible.

Es Navidad, no quiero reír
pero es que a veces no queda otra que hacer así
tendre que poner mis impulsos destructivos en remojo
y colocar un toldo ante los ojos
y hacer esfuerzos por no herir
y cantar "El tamborilero" con vosotros
al estilo Raphael cañí.

Es Navidad.


El Portu

Ya nos llega otra navidad,
sin darnos cuenta en diciembre estamos
si es que parece que solo curramos,
y no estoy faltando a la verdad.

En el nuevo año casi hemos entrado,
brindemos para que mejore al anterior,
porque como nos venga peor
estamos más que fastidiados.

¡¡¡¡Merry Christmas muchachada!!!!
Disfrutad de estas fechas
que para eso estan hechas,
y a ver cuando se organiza una quedada.


Juanisho

Al llegar estas fechas señaladas,
felicito Navidad y Año Nuevo,
evito comidas tipo ensaladas,
y hace un frío que le manda huevos.

Currar en Nochebuena no está tan mal:
planeas tu tarde dando al alpiste,
porque el año de curro llego a su final,
eso pa mi, Artu, te la comiste.

Esta noche nos pondremos las botas,
para mañana acabar de reventar,
sin al mus cosechar una derrota.

Por si acaso no dejeis de vigilar,
no sea que reciban una nota,
para que el viernes volvamos a trabajar!


Vali

No haré un intento en vano
de poesía decente
pues ya alguien ha expresado
lo que servidor siente.


El Retirao

¿Y ustedes qué tienen que aportar, amantísimo resto de colaboradores y lectores?

domingo, diciembre 21, 2008

Uno que nos lee marchó a hacer las Américas...

... y yo conseguí un artículo más para engrosar mi particular Galería del Encasillamiento.


Todo un detalle, ¿que no? Hay que ver lo bien que me resulta esto de ser un acérrimo seguidor declarado de un deporte de masas pero menos. Eso sí, no oculto que la envidia me corroe y hubiera preferido impregnarme de ese aire celta, digno de las cenas navideñas en casa de nuestro irish man, del que pudo disfrutar en el ya-no-tan-mítico pabellón Celtic.

Por su dedazo le reconoceréis

sábado, diciembre 20, 2008

De Retiraos y advertencias

A las buenas. ¿Hay alguien ahí? Porque por aquí, más bien no, y tiene que ser uno de nuestros afamados lectores-corresponsales quien nos despierte del letargo invernal en el que nos hallábamos sumidos.

Alerta permanente

Hacía un día precioso. El sol brillaba en el cielo, y la temperatura era ideal.

Salí a comer algo y a despejar un poco la mente. Me senté en un banco a contemplar uno de mis lugares favoritos. El mar y la montaña juntos. La vida es maravillosa. Qué paz, qué tranquilidad, qué... ¿qué demonios es esto?

De repente noto que tengo un bolígrafo en la mano, y en mis rodillas tengo una carpeta con un papel sobre ella. Miro a mi izquierda, y hay una chica que parece ser o sorda o extranjera. Miro el papel, y es una recogida de firmas para un edificio para gente con discapacidades.

Me acaban de cortar el rollo. No me apetece discutir y ensuciar mi aura de paz. Quiero volver rápidamente a donde estaba un minuto antes. Así que firmaré el papel.

Me pongo a rellenar el nombre, la firma, y veo que hay un apartado de donaciones, en el que otras personas han contribuido con cantidades entre 20 y 300 euros. Inmediatamente le explico a la chica que no tengo dinero para donar. Me dice que si no tengo mucho, que lo que pueda. Saco la cartera y le doy 2,50€.

La chica se va por fin. Pero yo no recupero mi aura de paz. En lugar de ello, tardo unos segundos en darme cuenta de que me acaban de timar.

No lo entiendo. Recogían las firmas en un papel fotocopiado. Los términos eran muy abstractos. Ni siquiera había un apartado para poner mi DNI. ¿Cómo me la pueden haber dado tan fácilmente?

Sigo dándole vueltas. Vamos a ver: cuando llama una operadora a mi casa, les cuelgo sin dejarles siquiera explicarme la oferta. Cuando vino el timador del gas, le dije que no tenía dinero en casa y le indiqué el camino hacia la puerta. Cuando me asaltan por la calle los testigos de Jehová (que nadie tire piedras hasta que suene el silbato) sigo andando sin casi mirarles. Cuando me llamaron diciendo que había ganado un año de llamadas gratis y que tenía que llamar a un 906 para confirmarlo, llamé a la policía informando del suceso. Cuando leo o veo declaraciones de un político, inmediatamente pienso que casi con toda probabilidad lo que va a decir es mentira. Cuando me intentaron hacer socio de El Círculo de Lectores, acabé dando un portazo al hombrecillo en cuestión.

¿Por qué esta vez ha sido diferente? Por fin, caigo en la cuenta. Cuando estoy en casa y suena el teléfono, o llaman a la puerta, inmediatamente se encienden las luces de aviso en mi cerebro. Pero la chica esta me cogió justo en un momento en el que estaba distraído con una cosa, y mi prioridad no era no ser timado sino disfrutar del ambiente.

Cuando volví al curro, me prometí que eso nunca volvería a pasar. Y la solución me la había dado Alastor Moody años atrás: ¡ALERTA PERMANENTE!

A partir de hoy, por muy distraido que esté, por mucha paz y tranquilidad que tenga, por mucho que piense que el mundo es tan bonito que no puede existir mal en él, si alguien me viene me vuelve a poner un bolígrafo en la mano y me ofrece un papel-timo pidiendo una donación le meteré el bolígrafo en el ojo y le haré tragar el papel le indicaré amablemente que en estos momentos prefiero que me dejen tranquilo.

Alerta permanente, chicos. La verdad está ahí fuera.

sábado, noviembre 29, 2008

Monty Phytoni ite domum

Miren que yo algo había leído la pasada semana, pero ha sido la labor investigadora de cónyuge b (sin haber recibido presiones por mi parte, lo cual le atribuye un mérito y honra infinitos) la que ha servido para contrastar informaciones contrapuestas y confirmar la buena nueva

Con todos ustedes, el único y genuino Canal YouTube de Monty Python, donde encontrar en versión alta definición lo mejor de su repertorio. Muestra de producto a un clic de distancia. Reproducción altamente recomendada:


Pero mientras esperamos a disponer de la selección más amplia posible, siempre nos quedará el Monty Python video wall, en el cual podremos disfrutar de un porrón de genialidades. Eso sí, en grabación pachanguera. A mi no es que me importe mucho, la verdad.


El cómo encontrar sketches y fragmentos de películas traducidos o doblados a una lengua más comprensible, o lo curioso de la actitud ante el deceso de nuestros héroes de vocalización afectada ya lo dejamos para otro día. Permanezcan en sintonía.

viernes, noviembre 28, 2008

Abundando en los dones de lenguas

Il suo fratello del signore irlandés a la suiza nos informa de que en el post del dominio lingüístico por parte española de la lengua de los hijos de Albión se nos ha olvidado incluir este notabilísimo vídeo.


Aunque éste, más que gracia, a quien suscribe y al irish man in Suisse nos ha dado un poco de vergüenza ajena.

Risas.

Y aquí, las consecuencias de dominar tal vasta cantidad de idiomas. Que enseguida haces amigos.


Sé de más de un menosmola que estará tremendamente orgulloso de esta entrada.

jueves, noviembre 27, 2008

Otoño a la cántabra

Inmersos como estamos en días del tipo a esos trovados por los chicos estos jevitrones que se han tirado casi 20 años para publicar su disco homenaje a la chinocracia


(vamos, que no se había visto tanto agua junta desde que Noé echó a andar su chalupa)

considero este un momento tan válido como cualquier otro para dar salida a una serie de fotos que ilustran bien a las claras los últimos meses por estos lares, para que nuestros menosmola en el exilio disminuyan su añoranza de la tierruca.

Como podrán imaginar, no ha faltado una buena dosis de mar revuelta:

Y pensar que este material me ha tenido que llegar desde Madrid, vía Nach


O de densa bruma, potenciadora del efecto Rompetechos en los ciudadanos:


Por descontado, una ración de cielo encapotado ha de estar siempre presente:


Y no puede faltar otra de impetuoso oleaje en las proximidades de la Virgin of the Sea:


Pero al final de la jornada, miren qué vistas tan potitas podemos disfrutar, siempre y cuando no estén cayendo chuzos de punta, o retumben truenos, de reverberación superior al máximo marcado en la escala que mida la reverberación de los truenos, que acojonen al más pintado y le quiten a uno las ganas hasta de asomarse a la ventana:


Y ya, si llega a caer el golito en el minuto 94 en Paguí mon amug, para qué queremos más.


PS - ¿Desde cuándo tenemos esa barra azul tan fashion atravesando todos los posteos? ¿Ya estamos introduciendo innovaciones estilísticas sin consultarlo con el socio fundador, muchachos?

miércoles, noviembre 26, 2008

Cómo superar un esguince sin volverte loco (II)

Dejé el último episodio en el punto en que me iban a decir cómo estaba mi tobillo tras la primera semana de reposo absoluto. Bien, mi querido Dr. de confianza y uno de sus compañeros me vieron y llegaron a la conclusión que parece que va bien, pero aún está demasiado inflamado para poder hacer algo. Solución: pie más arriba que antes, más hielo que antes, y menos calle que antes. Bueno, eso último no era posible, por lo que tuve la misma ración de aire puro que antes: 0. Eso sí, a la semana siguiente me lo iba a mirar, que igual no es necesario escayolar y con un vendaje funcional iba a ser suficiente.

Me volví para mi casa, por supuesto en coche, a seguir con mi libro, mis pelis, mi cubo... Otra semanita de caos y horror que se podría resumir como la primera. Pero, oh casualidad, que un traumatólogo que conocen quería mirarme. Yo accedí, total, from lost to the river. Allí fui, me miró, me movió el pie, revisó las radiografías, y empezó el festival. "Tienes roto el ligamento, también tienes cajón. Buena avería te has hecho". Maldita sea, lo del ligamento roto lo entendí, pero lo del cajón, seguramente sea alguna de esas cosas chungas que les ponen nombres para suavizar. Diagnóstico diferencial (House dixit): "Otra semana de reposo, dos semanas escayolado sin apoyar, y tres escayolado apoyando, ya después rehabilitación". ¡¡¡¡Vi vi viva la fiesta!!!! Al menos este tío me dio su permiso para poder salir a la calle, sin pisar por supuesto. Pero seguí igual de fastidiadete, sin que el tiempo pasara precisamente rápido. Pero mucha paciencia y obligación de aguantarme me ayudaron a superarlo.


Pasada esa semana con no demasiada actividad volví para ser escayolado. Qué alegría una escayola para que me la pinten. ¡Nooooo! Me gusta el blanco de la escayola tal y como está, por mucho que la gente se empeñe en hacerme dibujitos. El que quiera darme un dibujito le dejo un folio y que me lo dedique y me va a hacer mucha ilusión también.


Una vez terminó, la enfermera su ópera prima "Escayola blanca sobre pierna menosmolérica", dos días con la pierna sobre una almohada y a casi correr, pero eso sí, con ciertas restricciones. No se moja, si duele avisas, no apoyes, pierna en alto... En fin, la juerga padre, pero bueno, parece que cumpliendo esos pocos requerimientos, podría hacer vida normal. Que me descojono yo de lo normal que puede ser una vida con una pierna blanca y dos muletas. Cuando te dicen lo de vida normal deberían añadir, la vida normal de un hombre sin brazos, con una sola pierna. Salvo por eso, normal del todo.

Aunque las cosas como son he de reconocer que mi vida mejoró notablemente:

Pude ir a clase de Alemán

Volver a ver mi mesita

Contemplar la naturaleza

Jugar al tetris.

Y un no demasiado largo etc.

lunes, noviembre 24, 2008

Sobre tudancas y cabezazos

Como de costumbre, todo empezó cuando mi jefe me dijo, “oiga, irlandés, se va usted a Suiza”. Joder jefe, cómo se porta, siempre quise conocer a Heidi. Cállese irlandés, hágame el favor. Claro jefe, sólo una cosa, ¿cuánto me voy?. Tres meses. Chachi, lo mismo hasta me da tiempo a conocer a alguna otra además de a Heidi. Irlandés, cojones, que le mando a trabajar. Naturalmente jefe, ¿y qué meses me manda?. De octubre a diciembre. Je, je. ¿Puede saberse de qué cojones se ríe ahora, irlandés?. De nada jefe, de nada. Más le vale. Bien, ejem, y a dónde me manda exactamente. Al sur, a Martigny. Je, je, je, je. Irlandés, me está empezando a tocar las pelotas, ¿qué le hace tanta gracia?. Que el susodicho lugar está en los Alpes. Sí, y qué, precisamente le mando ahí porque no hay fiesta, así que tendrá que concentrarse en el trabajo, aunque mucho me temo que tratándose de usted lo mismo consigue organizar el carnaval de Río en un jodido glaciar. No sufra por eso, jefe. Entonces por qué debo sufrir, cuénteme. Por nada hombre, es sólo que la combinación Alpes, nieve, me provoca cierto regocijo interior. Irlandés, no me joda, le prohíbo llevarse los esquís. Naturalmente jefe, no se me había pasado por la cabeza, usted estése tranqui, sólo trabajar y trabajar. Joder, buena la hemos hecho. Sí jefe, de eso no hay duda, buena la hemos hecho.

Así que, amigos lectores y amadas lectoras, aquí llevo más de mes y medio en el país del queso y el chocolate, y los relojes y las navajas, recluido cual monje ermitaño, y llevando una vida más sana que la tipa de los especial k. Que de puro sobrio que estoy ya casi ni me reconozco. Hay mañanas que me miro al espejo y me pregunto quién será el gilipollas que está al otro lado. Sobre todo las de los domingos. Es muy curiosa la sensación de levantarse sin ganas de potar hasta la primera papilla, y sin creer que tu cabeza vaya a implosionar de un momento a otro. Y, lo que es más acojonante de todo, acordándote perfectamente de todo lo que hiciste el día anterior. Estoy pensando en ir al médico, no vaya a ser que sea grave esto que me está pasando.

Bueno, el caso es que en el bucólico y pastoril pueblecillo al que me ha mandado el encantador de mi jefe no hay mucho que hacer, más allá de rezar a Zeus (o quien coño sea la deidad encargada de lo de la nieve) para que dé a la manivela de una puta vez. Algo así como si en España te mandaran a Jumilla del Agua, pero peor, porque en realidad es como si te mandaran a Jumilla del Agua, y encima lo llenaran de suizos. Que no es que yo tenga nada en contra de los suizos, así como personas humanas, pero la verdad, gente fiestera, lo que es fiestera, pues no son. Más o menos tienen la alegría y expresividad de una seta. Pero no de una seta cualquiera. De una en estado depresivo. Qué cojones, he visto champiñones con más energía que un suizo. Bueno, para ser justos quizá haya exagerando un poco, en realidad hay dos casos documentados en el museo etnológico helvético (con fotos y todo), de sendos suizos que aplaudieron y mostraron lo que se cree que son claros signos de alegría cuando les dijeron que su vaca favorita había ganado el primer premio del concurso de belleza de la feria cantonal (que es mucho más importante que la comarcal) de vacas, ovejas, y suizas (el premio es único para las tres categorías y en muy raras ocasiones se lo ha llevado una suiza). Aunque creo que uno era de ascendencia italiana, así que en realidad no cuenta como suizo de los buenos.

Para que se hagan una vaga idea del tranquilo discurrir de mi existencia en el país de Pedrito el cabrero, les diré que como eventos más reseñables y que han marcado todo un hito en la agitadísima vida martigniense (y por ende en la mía propia), han estado:

- Las ferias. Algo así como las típicas ferias españolas, pero organizadas por suizos. Es decir: no hay gitanos y por lo tanto nadie intenta robarte, todo está limpio, sólo hay una montaña rusa de mierda (eso sí, con todas las medidas de seguridad en regla), todo está organizado en perfecta simetría, y hay puestos donde hacen crepes (con todos los controles y certificados de sanidad pasados el día anterior).

- El circo suizo. Algo así como el típico circo español, pero organizado por suizos. Es decir: no hay gitanos y por lo tanto nadie intenta robarte, todo está más limpio que en un jodido quirófano (de hecho yo creo que en la jaula del elefante se podría practicar sin problema una operación a corazón abierto), no huele a mierda de vaca, la gente aplaude cuando se lo dicen, ríe cuando se lo dicen, y come cuando se lo dicen, al salir todo sigue igual de limpio que al entrar (hasta los caballos están amaestrados para recoger su propia mierda). Eso sí, hay una cosa que es igual que en el resto de circos: lo más de puta madre es cuando sale el grupo de chinos a hacer sus movidas de chinos.

- La feria de ganado. Básicamente sólo vacas (creo que las suizas iban acompañando a los maridos y que no formaban parte de la exposición). Durante la feria reparten vino caliente para no morir del puto frío. La gente espera el vino en una línea perfecta. Cuando te cuelas nadie protesta ni te insulta, porque no conocen el significado del verbo colarse. La atracción principal del citado evento es la guerra de las vacas. El tema se trata de meter a diversas vacas (suizas) en un recinto, y mirar cómo se dan de cabezazos, mientras varios suizos pululan entre ellas vigilando que los cabezazos sean ejecutados según el orden estipulado y siempre siguiendo los cánones del buen cabezazo. La utilidad de estos suizos cuidadores es relativa, porque las vacas son suizas, y por tanto, ellas ya saben perfectamente cómo y en qué orden se tienen que dar los cabezazos. Todos los suizos contemplan el espectáculo en muda admiración, sin parar de beber vino y sin dejar que la más mínima emoción te deje adivinar cuándo ostias una vaca ha dado un gran cabezazo. Al final, a la vaca ganadora (que no sabes muy bien por qué ha ganado) la ponen un campano y todos los suizos se van para casa en silencio y ordenademante (dando algún tumbo que otro a causa del vino, pero es que los suizos hasta los tumbos los dan ordenadamente). La única conclusión lógica a la que se consigue llegar tras un rato de mirar vacas suizas dándose cabezazos es que semejante despropósito jamás podría organizarse en Cantabria, porque si tú metes a varias tudancas en un recinto cerrado, lo primero que harían sería sacarle las tripas a los tipos que velan por la correcta ejecución de los cabezazos. Y luego se pondrían a pacer tranquilamente.

Bueno amigos, ya no les aburro más, el caso es que toda esta sarta de absurdas gilipolleces era sólo para anunciarles que mi peregrinar por el desierto ha terminado. Ayer me levanté con tres palmos de nieve a la puerta de mi casa. Y con los 300 kilómetros esquiables de la estación más cercana llamándome a gritos. Creo que esta semana me voy a poner muchos días malo. Es más, puede que la que viene aún no me haya recuperado del todo. Si le ven, coméntenselo a mi jefe.

lunes, noviembre 17, 2008

Cómo superar un esguince sin volverte loco (I)

Muy buenas a todos, lo que vengo a exponer hoy es una cosa que aparentemente pueda parecer molona, chula, de las que si no te tocan a ti dices, "¡Qué suerte, ya podría yo pasar un tiempo así!" Algunos no sabréis a qué me refiero, otros sí. De todas formas, expondré aquí con detalle lo que me ha ido sucediendo desde hace casi 2 meses ya.

Primer fin de semana de Octubre, aquí es cuando el prota de la serie decide que es mucho más molón tener un pie más grande que otro. Porque en el cole siempre llamaba la atención aquel que tenía algún tipo de malformación o deformidad. Y en estas edades, supuse que no lo usarían para atacarme. Con esa idea clara salí de casa esa mañana, y como terco puedo ser bastante, hasta que no lo conseguí no paré. He de reconocer que en principio el plan estaba perfectamente trazado, y su ejecución parecía correcta. Concretando, los hechos seguirían la siguiente ecuación:

Salto + mala caída + mala suerte = esguince (¿leve?) de tobillo

Procedí como lo haría cualquier humanoide en esta situación ante mi nuevo molón tobillo. Pongo hielo a ver si baja un poco. El plan original empieza a torcerse, "Oye que eso no baja, ¿y si vamos a Urgencias?". Yo me hice el listo y dije, "Dale un rato que haga efecto el frío". Error, dar el rato sólo supuso que eso siguiera creciendo y creciendo. "Vamos al Hospital, que además así conoces la parte nueva de Urgencias". Ni ganas de conocerla, pero aquello empezaba a doler. Así que me cargaron en el coche y para allá que nos fuimos.

Una vez en Urgencias y después de esperar un ratín, en una hora ya me estaban haciendo cosas, me empezaron a sacar fotos en B/N de mi pie que les parecía más molón que a mi a esas alturas, y me desviaron siguiendo las líneas del suelo hasta Traumatología. Justo antes de eso, un hombre que se le veía muy preocupado y llevaba bata blanca, indicó que tendría un "esguincillo", pero que me iba a ver su compañera de Trauma. Allí una chica muy amable me vio y me dijo, "mmmm, mala pinta, pero todavía lo tienes muy inflamado, no te podemos ver nada, te pongo una férula y volvemos a verlo en 10 días. Eso sí, estos 10 días de reposo absoluto y con el pie en alto".


A partir de aquí comienzo a despertar envidias, ni trabajar ni nada, "quién lo pillara" me decían. Yo por dentro pensaba que se lo cambiaba allí y ahora, de hecho, mi trabajo y el suyo haría, pero bueno. Comienzan a pasar las horas y me voy aburriendo. Tengo a mi disposición múltiples entretenimientos y juegos, libros, pelis (gracias al gran Hakuna y a su cónyuge B), pero el tiempo no pasa. Hay días que ves hasta GH, y los hay que hasta te empieza a gustar. Tú notas que nada va como esperabas, pero te jorobas. Soñando con que llegue el día en que te vea el médico.


Y por fin fui al médico, en vez de al de la SS, fui a mi médico de confianza. Como ex-deportista uno otra cosa no, pero lesiones unas cuantas, y estaba francamente satisfecho con el tratamiento que había recibido. Me tumbé en la camilla, me empezó a quitar vendas y la férula, me hizo un par de radiografías más, y ...

(Continuará ...)

viernes, noviembre 07, 2008

Marchando una de yoyas a la tailandesa

No tiene el glamour de una peli de Jason Statham, pero el amigo Tony reparte que da gusto:


Madre de dios, otra que hay que ir a ver. Alguno de mis colaboradores ven como único problema convencer a la parienta de que se trata de una peli romántica (de esas con flores y besos), y confía en que a lo mejor al final, y visto lo visto en la primera entrega de la saga, el prota se acabe casando con un elefante.

Para ayudarle en dicha empresa, a él y todo los que se enfrenten a dicha situación, aporto dos observaciones:

1. Si se fijan detenidamente en la vegetación circundante en no pocas escenas de guantazos mil con las partes más insospechadas de la anatomía humana, podrán apreciar abundante flora.

2. Besos no sé, ¿pero abrazos repetidos a un elefante cuentan como muestra de amor incondicional? El otro día vi "Thai Dragon", de temática y elenco similar, si no clavado, y de eso hubo a cascoporro. Mucho rollo inter-especies. Es lo que toca en el Siglo XXI.

jueves, noviembre 06, 2008

De Retiraos y dones de lenguas

Parece que el Retirao ha vuelto con ganas. Aquí le tienen una vez más. Yo no voy a hacer ningún tipo de mención especial, no sea que rompa el embrujo y detenga su elevado volumen de producción reciente.

Los españoles y el inglés

Por alguna razón, en este país existe un mito que me propongo erradicar de raíz en este post. A diferencia de los ingleses, que como todos sabemos dominan el español perfectamente (aparte por supuesto de ruso, chino, latín, griego, y más idiomas que no reconocen en público por humildad), se dice que nosotros tenemos ciertas dificultades cuando vamos a un país en el que se habla la lengua favorita de Muzzy.

Por supuesto, esto es totalmente falso. He aquí algunas pruebas.

Para empezar, podemos ver que incluso la gente del mundo de la farándula domina el idioma.


No está mal, y sólo se necesitan 30 años de práctica para llegar a ese nivel.

Pero no sólo son los cantantes quienes son plenamente bilingües. Nuestros máximos representantes en el exterior hablan con una fluidez ejemplar:


Y, como todos sabemos que los políticos son en realidad marionetas de los que manejan el dinero, estos últimos no van a la zaga:


España se digna de no ser un país racista. Prueba de ello es que todas las razas que habitan este país manejan los idiomas con una maestría similar.


Tal es nuestro nivel, que incluso en galaxias muy, muy lejanas están tomando nota:


Bueno, os dejo. Yo voy a seguir con mi curso trilingüe. Que lo disfruten.

Y recuerden:

Ande güelguenjil quili tiu güi reni bus prisis tuitri guaibrus in de gueeeeto.

miércoles, noviembre 05, 2008

Pues sí que pudo

Desconcertado estoy. Y yo que apenas unos años atrás me tomaba a chufla las imágenes de Morgan como mandatario supremo del mundo libre...

Dispuesto a emular el fresco de la Capilla Sixtina (¿no visteis "Como Dios"?)

Pues ya sabéis qué es lo siguiente. Ibarretxe, vete buscando ocupación, que en breve te jubilas.

¿Se pueden creer que no aparece vídeo con el lehendakari negro? Me siento igual que Pazos en el cierre de este otro


ÚLTIMA HORA. Por línea interna me han desvelado una de las claves del resultado de la elección en yanquilandia. Que vayan tomando nota los candidatos vascuences:


lunes, noviembre 03, 2008

Ojo con la práctica de deportes alternativos

Sin más dilación, les dejo con un alarde de inteligencia sin precedente en la civilización europea.


Así da gusto llegar al laboratorio por las mañanas, sabiendo que te esperan descubrimientos de este tipo por parte de tus compis, y que no dudarán en compartirlos contigo antes de la llegada de la autoridad competente y el comienzo de las actividades a pleno rendimiento.

Máxime cuanto te decides a postearlo en días como el presente, en que tras tu periplo mañanero por la ciudad, y por muy acompañado que hayas estado por un representante del Ayuntamiento, desplazándote con su coche del Ayuntamiento, el cual se puede estacionar donde se le ponga al Ayuntamiento, has regresado a tu puesto con una buena caladura y con un grado de congelación similar al del dedo gordo del pie derecho de Edurne Pasabán bajando el Annapurna. Una experiencia que todos deberían vivir, estimados lectores. Al menos ves una chorrada de este calibre y se te olvidan los males, una vez sabes a ciencia cierta que por ahí existe gente menos espabilada que tú. Y eso, quieran que no, reconforta mazo.

sábado, noviembre 01, 2008

De Retiraos y servicios técnicos

El Retirao ha decidido hacer un alto ¿momentáneo? en su retiro voluntario y compartir con nosotros su más reciente andanza telefónica. El chaval tiene un don para estas cosas.

Más servicio técnico

Viernes. 14:59. Queda un minuto para el fin de semana. Me dispongo a dar a un botón por el cual doy por concluido el trabajo y marcharme.

Suena el teléfono. Mierda. Como estoy solo en la oficina, no queda otra que cogerlo yo.

El Retirao (ER) : ¿Sí, dígame? ¿Diga? ¿Diga?

Oigo un ruido de fondo y de repente como si colgasen el teléfono o similar, pero de repente oigo perfectamente.

Chica con Problema (CP): Hola, buenas. Mira, es que acabo de hablar con tu compañero, porque tengo un problema y no me consigo conectar...

Vaya por dios. Mi compañero, que está de vacaciones, y es el que sabe de estas cosas. No tengo ni idea de lo que me va a preguntar, y se va a quedar sin resolverlo hasta el lunes. A ver cómo nos deshacemos de ella sutilmente.

ER: Ajá.

CP: Yo es que acabo de contratar el servicio de ONO, porque antes tenía sólo el teléfono...

¿Eh? Piensa, esta conversación te suena. Ah, sí, es otra que ha marcado nuestro número de teléfono por error.

ER: Ah, me temo que se ha confundido. Esto no es ONO.

CP: ¿Que no es ONO?

ER: Sí, tenemos un número de teléfono muy parecido al de ONO, y de vez en cuando la gente llama aquí por error.

CP: Pero si acabo de hablar con tu compañero, y me ha pasado contigo...

ER: No, perdone, como comprenderá eso no tiene nada que ver conmigo. Quien le ha pasado no es compañero mío. Esto es una empresa de informática, hacemos páginas web, ... y tenemos un número parecido al de otras compañías, y sí que suelen llamar preguntando por ONO, o por Spanair.

CP: Vaya. Es que ha sido muy raro. Porque he llamado a ONO, he hablado con alguien, me ha dicho que me pasaban con un compañero, y yo ni siquiera he colgado el teléfono.

ER: Pues supongo que la persona que le ha pasado se ha confundido al marcar el número.

CP: Vaya. Pues muchas gracias.

ER: De nada. Ya lo siento.

CP: Hasta luego.

ER: Hasta luego.

En esos momentos me empiezo a acordar de mis llamadas a ONO. Pienso en la pobre chica, que estuvo muy amable a pesar de que estaba desconcertada y le acababan de tomar el pelo, y cuya única solución es descolgar el teléfono otra vez y pagar otra llamada a un número de atención al cliente que por ley debe ser gratuito pero no lo es (yo una vez reclamé que me devolvieran el dinero de las llamadas a ese número y lo hicieron, pero supongo que eso lo reclamarán 1 de cada 10.000 y a los restantes simplemente les robarán el dinero). Ganas de matar aumentando...

Tenemos aquí un caso de triple inutilidad. Analicémoslo con más detalle:

1. El sistema de departamentos de ONO está hecho de tal manera que para pasar a una llamada no marques una extensión sino un número completo.

2. Te confundes marcando un número que marcas varias veces al día. Enlazado con el punto anterior, esto hace que no solamente mandes la llamada a un departamento equivocado, sino que se lo mandes a una empresa que no tiene nada que ver contigo.

3. Llamas al número en cuestión, te contesta un completo desconocido con un "¿Sí, dígame?" (puedo prometer y prometo que no dije "Departamento de Atención al Cliente de ONO. Buenos días"), y cuelgas el teléfono sin asegurarte de que llamas al sitio correcto y sin mencionar palabra alguna acerca de que vas a pasar una llamada.

Con todo esto, se me ocurre una campaña para captar empleados:
Si eres un inútil, puedes trabajar con nosotros. Si no eres un inútil pero estás dispuesto a serlo, puedes trabajar con nosotros. Y si no estás dispuesto a serlo... créenos, te haremos cambiar de opinión.

Post dedicado a todas aquellas personas a las que las compañías telefónicas les han tomado el pelo alguna vez.

jueves, octubre 30, 2008

En ocasiones, veo irlandeses

Ufano, sonriente, de región pectoral prominente y con la nariz color(e)ada debido a la ingesta de bebidas de alta gradación.

No hay duda.

Es él.


Este irlan ya no le permite a uno ni desayunar tranquilo.

miércoles, octubre 29, 2008

Ni alterna ni continua

Al irlandés y el portugués se nos han fundido los plomos por completo.

El momento tan temido al fin ha llegado: mi primer fiasco adquisitorio. De entradas por internet, se entiende. Fiascos ha habido otros muchos, demasiados como para ponernos a relatarlos aquí y ahora. Y adquisitorios ni les cuento.

A lo que íbamos. El plan, cónyuge b mediante, porque nosotros mucho alardear pero luego resulta que estamos en la parra, parecía sencillo a primera vista. No era algo que no hubiésemos hecho antes. Y con relativo éxito (reconozcamos que los asientos que nos correspondieron en el Eurobasket no eran los más idóneos para ver un partido de baloncesto en todo su esplendor). La labor de información para saber dónde comprar corrió de mi cuenta. La parte crematística, de la de mi asociado, que es el capitalista del grupo y hace negocio en su residencia de los madriles arrendando conexión de internet y garaje a sus vecinos, ex-telecos y ex-contribuyentes de este blog de renombre.

Tras los típicos problemas y agobios de última hora (cuando por última hora se entiende 2 minutos antes de la hora zulú) en forma de coleguitas que quieren apuntarse a la expedición con el consiguiente trastorno que produce en la repartición efectuada de "somos 4 - dejan 2 entradas por tarjeta - si la matemática no falla, vamos bien", y dejando a un lado las ambigüedades típicas asociadas a parejas y eventos de este calibre (también conocidas como "en ningún momento dije que no quisiera ir, eso fue cosa tuya"), estábamos preparados. Páginas web de ServiCaixa y Venta de entradas del Corte Inglés en nuestros respectivos navegadores. De un lado, la conexión más rápida a aquel lado del Rhin. Del otro, la típica mierdecilla eficaz suministrada por los operadores patrios a precio de oro.

Error 404. Page not found.

Error 404. Page not found.

Así, varias veces.

Como alternativa, la no menos edificante de alcanzar el anteúltimo paso en la operación de compra para acabar con un chasco de bemoles al ver que la página definitiva no carga.

Así, otras tantas veces.

Esto en lo del Corte Inglés, porque de ServiCaixa nunca más se supo. Página en blanco tras página en blanco. Un auténtico engañabobos. Por aquí sospechamos que todo tiene que ver con esa política aislacionista que les ha llevado a colocar fronteras a la fibra óptica... uy, perdón, al coaxial de mierda, al llegar al punto lindante con Aragón.

Tras varios minutos tornados en horas, repitiéndose una y otra vez la visión de tan entrañables mensajes en nuestras pantallas, trufadas de insultos y blasfemias en distintas lenguas de diverso calibre (donde "porca troia" se alzó con el premio del jurado a la mayor originalidad), y solventada la terrible realidad del momento con el gracejo caracteriza al irlan y mi optimismo antropológico casi enternecedor del estilo del que se gasta el Presidente del Gobierno, finalmente no quedó más huevos que toparse con esto:


Y asumir que la habíamos cagado. Así que ahora va a tocar reventa. O no ir, dependiendo del precio, claro. Siempre podríamos haber actuado como los fanes de verdad y habernos gastado 300 mortadelos en las entradas, las cuales deben facilitarte el acceso a los urinarios y tazas de water previamente utilizados por esos dioses del rock venidos de las antípodas, para que puedas admirar sus actuaciones en tan sacrosantos emplazamientos e incluso crear una obra de arte a partir de ellas, a lo Piero Manzoni.

Por suerte, y para hacer más llevadero el trance, cónyuge b ha tenido a bien compartir con todos nosotros, adoradores de Angus Young guiados por el espíritu de Bon Scott, su más reciente hallazgo en una de esas peculiares webs que suele visitar:


Ahí les tienen: pensando en su legión de fans sufridores del mundo de la informática entre los que nos contamos, ahora más que nunca. ¿Son o no son adorables?

lunes, octubre 27, 2008

¿Peliculón?

Anonadado y con escasa capacidad de reacción me encuentro.

Ahí fuera hay mentes preclaras, amigos.


Justo cuando pensábamos que nada podía superar la premisa de "Kárate a muerte en Torremolinos", va su director y nos sorprende con esta ideaza.

Si contribuis con vuestros comentarios al uso, el posteo aumentará su calidad exponencialmente. Yo es que, meses después de leer la noticia, aún continúo en estado de shock y no puedo aportar nada más. Ni falta que hace.

domingo, octubre 26, 2008

Un chupón menos

El hombre que más ha hecho por los estudios anatómicos craneales y cuya efigie ha adornado las banderas de no pocos bajeles piratas anunció esta semana que lo dejaba, que esto es muy estresante. Interesante también, pero él ahora mismo lo considera mayormente estresante.


Algo bastante inesperado, por aquello de no haber hecho la liga nada más que empezar, y aún a pesar de que el pasado domingo, tras ver sus algo penosas evoluciones contra el Bruesa, paportu y servidor callásemos cual mujeres de moral distraída, achacando los males a una baja forma pasajera y recurriendo a frases del estilo "bueno, pero ya verás cómo espabilan cuando Elmer se ponga a tono". Como pueden apreciar, estamos hechos unos linces.

Aquí no hablaremos de aspectos definitorios del ejemplar en cuestión como su clase, liderazgo, sabiduría, determinación y puntos de esquizofrenia agresiva transitoria, porque para eso ya están webs más serias. Los menosmola nos centraremos en alabar el mega-mate-del-copón que se cascó el amigo en plena Final de Copa en el año '99, y que aquí al hakuna le pilló con un ojo atendiendo a su trabajo de evaluación de Dibujo Técn... perdón, "Introducción al diseño" o algo así, que había que entregar al día siguiente (Molansejo de hoy: nunca dejéis la tareas para última hora, amiguitos). Visto en perspectiva, agradecido quedo de que cambiasen el profesor ese curso y por ende el contenido de la asignatura, porque en la parte Técnica del trazado de rayas con compás y cartabón habían hecho acto de presencia las perspectivas y mi visión espacial es tendente a nula, con lo que salvé la papeleta recurriendo a mis dotes innatas para la expresión artística. Ejem. A lo que íbamos. Final de Copa. Valencia. Año 1999. El Caja San Fernando que está dominando la situación desde el salto inicial. El Taugrés que aprovechando la lesión del mago de Memphis (y no estoy hablando de Rudy Gay) está limando diferencias. Y el base baskonista que se marca un aquí estoy yo espectacular delante del muelles de Mike Smith. Y con la izquierda.


Por no mencionar el hecho de que en este blog caen muy bien aquellos elegidos que le enchufan una canasta decisiva en los últimos segundos al Barça en partidos definitorios de títulos. Razón: Final de Copa Vitoria'02. Y nada de potra: él quería lanzar a tablero, para asegurar.

Que te vaya bien, Benito. Y conste que yo siempre te defendí de las acusaciones de chuponismo vertidas por maportu, especialmente acusadas en tu época madridista.

martes, octubre 21, 2008

Y se nos hizo mayor ....

...
...
...

Tras el minuto diario de adoración al emergente dios del basket, sólo podemos decir: Felicidades, campeón. Seguro que estáis aburridos de leer los múltiples artículos que se han escrito y publicado hoy para felicitar al niño prodigio del basket español. Desde aquí recomendamos éste. Y es que 18 años sólo se cumplen una vez, así que aprovecha tu lesión y pégate un fiestón como te mereces, que tus amigos lo están deseando.

Pero menos hablar nosotros, y que nos de él regalitos de los suyos.


Y si alguien quiere verse el Informe Robinson, a disfrutar de él aquí y aquí.

Esperemos que pronto nos de para muchos más posts.

lunes, octubre 13, 2008

Revisando a los clásicos

Andaba el señor Vali trabajando duramente en una jornada de la pasada semana, cuando de improviso una entelequia dominó su ser y leyó la siguiente noticia en "Menéame-la" (marca registrada por uno que nos lee) procediendo a su difusión posterior por la zona que comprende mi puesto de trabajo, causando gran regocijo.

Claro, comenzamos a teorizar sobre lo que molaría interpretar videoclips de artistas españoles con ese estilo. Y por razones que sólo mi perturbada mente conoce, pensé en éste. La tentación de dejar nuestra impronta era grande, y en el documento adjunto tienen el resultado. Yo, inmerso una vez más en mi proceso sanador de PC (es un don que tengo, escacharrar ordenadores allá donde tecleo) colaboré más bien poco, si acaso descojonándome con cada estrofa. Eso sí, reclamo los honores atribuibles a la primera frase. Funcional, ¿que no? Y seguro que sirvió para inspirar a mi compinche, aunque él vaya de autosuficiente.

Mostramos al señor Juanisho, pretérito colaborador habitual e ingenioso, y en estrecha interacción con su pie chungo, su aburrimiento y sus ganas locas de entretenimiento absurdo, nuestro interés en contar con su colaboración en labores de corrección de texto y editado de vídeo, mas en una traición con precedentes en este blog nos dejó abandonados a nuestra suerte. La culpa es del Facebook, que lo tiene absorto.

Unas cuantas horas de este fin de semana más festivo extra, aproximadamente 10 programas de software libre, y un mojito y una piña colada de notable garito descubierto por mi secuaz después, ya lo tenemos. Y aquí lo pueden degustar:


El hogar de los menosmola, a la conquista de terrenos inexplorados. Posteamos menos, pero más selecto e innovador.

martes, octubre 07, 2008

Id apuntándolas en vuestro calendario cinéfilo

Jason Statham. Una cárcel. Coches trucados. Tías güenas desfilando a cámara lenta. El "Welcome to the jungle" retumbando por el dolby surround. A falta de robots gigantes, creo que está incluido todo lo necesario para pasar una entretenida y palomitera tarde.


Al fin llegó Octubre y podemos disfrutar de ella en pantalla grande. O en las 17" de casita, que también es lícito.

Y si no, aprovechamos el estreno de esta otra

¡Sí, es Theodore Bagwell!

para pegar un repaso a toda la saga. Por no perder el hilo argumental, ya sabéis.


PS - Si tenéis en alta estima a Sean Connery, no leáis al completo este artículo.


NOTA: El reciclaje de correos electrónicos pretéritos en oportunos y divertidos posteos es una práctica permitida en este blog.

viernes, octubre 03, 2008

El encasillamiento continúa

O "Mis padres fueron a Sevilla y todo lo que conseguí fue..."


¡Un magnífico porta-CD's con forma y tacto de balón de baloncesto!

En detalles como estos es cuando se nota que la gente te conoce al dedillo... y aún así te sigue estimando.

jueves, octubre 02, 2008

La edad no perdona

Ando preocupado.

Por dos razones.

La segunda de ellas es porque mi PC me acaba de dar un vuelco al coraçao.... sabiamente resuelto usando la combinación mágica, Ctrl+Alt+Supr.

Y se preguntarán "¿Dónde se ha metido la primera?"

Todo puede resumirse en que mi cuerpo me manda señales de envejecimiento, yo me resisto a aceptarlas... pero sucumbo.

Vamos, que me entra el sueño a las 23.00 como muy tarde y por más que lucho, no puedo evitar caer dormido.

"No será pa´ tanto", dirán algunos. "Eso es por las duras jornadas de trabajo", aducirán otros. "Se debe a la tensión que acumulamos", argumentarán los más osados.

Pues no lo tengo claro. Lo que está contrastado es que anoche mismo, tras el habitual aquelarre familiar nocturno en casa de los Portus, a las 23 me dije "venga, un capitulillo de Prison Break que son 40 minutos de nada y a dormir", con lo que procedí a retirarme a mis aposentos y a ello me puse. De primeras todo bien: una trepidante as usual entrega más de una serie que debía haber terminado 3 temporadas atrás. De súbito, empecé a "cabecear" tumbadito en mi camuca (sé que resulta una visión tremandamente excitante, pero ruego repriman sus instintos más primarios). Hasta que abrí los ojos para descubrir con pavor que la pantalla del portátil estaba negra negrísima, maportu ya se había ido al sobre, sabe Dios en qué momento y si yo me despedí de ella, y eran las 00.20.

Tras una rápida comprobación via rewind del BS Player comprobé que a eso del minuto 28 me había quedado sopa... y había "visto" fragmentos siguientes del capitulo, lo cual ayudó a que me explicase el cacao mental que me había producido y evitó que tratase de seguir hilando lo (poco) que había acertado a ver, pensando que los guionistas y directores de esta 4ª temporada habían apostado fuerte por el estilo tarantiniano frenético y desordenado.

Mu triste, señores. Y encima ayer llevé al curro lentejas para comer y me dejé la cuchara en casa. Y uno es hábil y mañoso, pero eso de cazarlas con cuchillo y tenedor como que es tarea ardua incluso para mi. Suerte de Juanisho y sus cucharas de plástico.

Ya no hay marcha atrás. La cuenta regresiva ha comenzado y no hay remedio posible*.



* Salvo que uno sea Benjamin Button y vaya al revés de lo que está mandado. Pero debo advertiros que sólo unos pocos mejoramos con la edad como le ocurre a tito Brad, nenes.

miércoles, octubre 01, 2008

Home alone

Con motivo de la visita de mis unidades parentales a tierra sevillana, bodorrio mediante, una vez más quien suscribe se ha visto en la obligación de sacar adelante en solitario un hogar. Un tío preparado, ese soy yo.

Por cierto, que el bodorrio era de un colega ¡¡mío!! Pero el por qué ellos sí estaban invitados y yo no es algo que no pertenece a su incumbencia, cotillas. Que todo lo quieren saber.

En fin, que ahí me tenían, sólo ante los peligros de la vida en solitario, los cuales afronté con la prestancia y buen hacer que me caracterizan, evitando la organización de fiestones criminales que pudiesen finalizar cual Pearl Harbor en miniatura concentrada en el salón, limpiando de aquella manera para evitar la acumulación de polvo en los lugares visibles (en los otros para qué te vas a molestar, digo yo), recogiendo el correo y subiendo y bajando persianas para despistar a los cacos, no abriendo la puerta a extraños, por suculenta que fuese la promoción que ofertaban (en una anterior ocasión cometí el error de abrir a un venerable anciano y acabé sufriendo un ataque a dos bandas, que el secuaz estaba agazapado en la escalera, de índole religiosa bien temprano un sábado por la mañana) y todas esas cosas que han de hacerse en estos casos.

Sólo incurrí en un error: hacer caso a los consejos paternos. Como lo oyen. Y es que yo soy un tío emprendedor, y tenía la sana intención de progresar en mis dotes culinarias, mas el influjo de paportu fue poderoso y sucumbí ante su propuesta de "ya sabes que yo tiro a lo fácil y lo compro hecho".

Otra cosa que deberían saber es que soy torpe. Mucho. Y confiado. Así que fui de listo, no bajé la tapa del horno por completo, colé mi mano por estrecho y reducido hueco... y pagué mi imprudencia.

Los paninis los carga el diablo

A día de hoy, aún sigo pagando las consecuencias. Aunque la cicatriz que me está quedando es molona. E induce a error. Pregunten a mi señora suegra, pregunten.

martes, septiembre 30, 2008

El turismo, qué gran invento

Saludos a todos. Lo primero presentarme oficialmente una vez decidido dar el salto a la fama. A pesar de haber sido referenciado como fuente de anteriores historias, éste es mi primer post como colaborador. Mi posición privilegiada a la diestra del Sr. Portu 8,6 horas al día me ha permitido conocer los entresijos del blog. Me he reído leyendo las historias y contribuyendo con mis humildes descubrimientos, así que he aceptado de buen grado esta Wild Card para participar como estrella invitada. Sí, están en lo cierto, al teclado el único (por suerte) e inimitable Vali, así que se rogaría que no saliesen corriendo (¡denme el beneficio de la duda por lo menos!).

La culpa de esta afrenta la tiene la escasez de posts (ya veis que están desesperados) y mi reciente visita a la tierra de la Tarantela. Pues sí, rapiñé unos días de vacaciones duramente negociados con las altas esferas y me dije, ¿qué mejor forma de pasar la semana de vacaciones que ir a visitar Roma? Si total, sólo supone levantarse a las 7.30 todos los días para ir a andar bajo el sol, hacer colas, subir escaleras e utilizar transportes públicos llenos hasta la bandera (no se molesten, estarán a tope sea la hora que sea haga sol o diluvie). Pero yo partía con una ventaja, era mi tercer viaje a Italia y me dije, ésta es la mía, me llevo a la churri que no lo conoce y la dejo impresionada con mis conocimientos de idioma y monumentos. Qué bien pintaba todo sobre el papel.

Así que allí que nos fuimos. Partimos de Parayas en los aviones de un tal Ryan, y aterrizamos en Ciampino sobre el horario previsto. Todo en orden, así que procedo a llamar al apartamento para avisar de la llegada. El primer revés llegó al recibir la contestación. Un tío muy majo que hablaba perfecto español nos indicaba que nos esperaba para enseñarnos nuestro nidito de amor. Y allí estaba, efectivamente, dispuesto a darnos toda la información sobre el lugar itinerarios y monumentos a visitar. Yo le miraba pensando, "joe macho, no le des tanta información a mi novia que luego no me deja ir a ver lo que quiero", a la vez que me esforzaba por que no le mirase demasiado tiempo de modo que la hipnotizara con el famoso efecto italiano.

Así que nada, procedimos a hacer las visitas de rigor a la ciudad eterna más incursión a Florencia de un día. No les aburriré con los detalles. Sólo permítanme hacer una reflexión sobre la gente. Por un lado hablar de los habitantes autóctonos. Una raza especial. A parte de la manía que tienen de hablar en italiano, destacan varios rasgos:
  • El móvil es un complemento indispensable. Por la calle es necesario ir hablando por él. Lo mismo ocurre si vas conduciendo (da igual que sea una moto). Además, con uno no es suficiente. Deben poseerse un número entre dos y cinco que te permitan aprovechar todas las ofertas de las operadoras de modo que no dejes de hablar.
  • Ir a la moda no es una opción, es obligatorio. Los complementos deben ser cuanto más llamativos mejor, véase gafas que cubran desde la frente al bigotillo o bolsos en los que cabría mi maleta para una semana. Además no se puede llevar un pelo mal colocado. Para ello se inventó la gomina.
  • Si la pasarela dice que estamos en temporada de otoño-invierno lo estamos y punto. Si hace 35 grados a la sombra es culpa del tiempo que está fuera de onda. Por lo tanto, la chaquetilla de punto tan mona que te has comprado y el foulard-bufanda de la boutique puede llevarse sin problema.
  • Mover las manos para hablar ayuda a la comprensión. Si no las mueves no transmites bien el mensaje.
  • Los estereotipos sí funcionan. Si tú ves un venerable anciano hay dos opciones: o es un capo de la mafia con el traje a rayas o es el típico viejete cachondo que va tirándole los tejos a las jovenzuelas.
Una vez descrita la fauna del lugar, pasaremos al otro tipo mayoritario de habitantes de Roma: los turistas. Hay características que los unen. Van siempre equipados con su cámara y su plano (en algunas ocasiones de dimensiones bíblicas) y con una ropa en ocasiones en desacuerdo con el clima, dependiendo del fondo de maleta. Hay comportamientos comunes a todo grupo de turista. Es necesario quejarse por la cola que hay y mandar un emisario para ver hasta dónde llega. Además siempre van organizados. El que lleva el mapa es el líder y todos le siguen, pudiendo ser éste profesional, lo cual se notará si posee algún artilugio de colores llamativos que lleva en la diestra alzada. Un problema común son los grupos sin guía dominante. Suele provocar airadas discusiones entre mapas o a la puerta de algún restaurante. Pero analicemos un poco más algunos de estos visitantes según nacionalidades:
  • La española es la más fácil de distinguir. Basta con localizar los que griten más o los que más están haciendo el imbécil. Son peligrosos en grandes grupos. Comentarios habituales que suelen hacer son "Vaya mierda de ruinas, si sólo son piedras mal puestas", "Pues esto en mi pueblo lo tenemos también y no hay tanta cola" o "Ellos dirán que su comida es muy buena, pero donde este un buen bocata de jamón...".
    • Mención aparte merecen los "resabidos" y para ilustrar su modus operandi tiraré de anecdotario personal. Domingo 8.30 zulú. Ciampino Airport, 2 horas antes del vuelo. En la puerta de embarque aparece el vuelo anterior hacia una ciudad alemana cuyo nombre no reproduciré por sentirme incapacitado ante tanta consonante junta. Alemanes que me sacan una cabeza empiezan a arremolinarse en torno a la fila. A esto llegan dos parejas de la listillos. Preguntan "¿Priority board?", a lo que obtienen indicación hacia la fila reducida. Se sitúan orgullosos de tener prioridad para subir, mirando con una sonrisa la larga cola adyacente. Comienza el embarque. Al llegar nuestros protagonistas el empleado pone cara de póker y les dice: "Ustedes van en el siguiente avión". Pero para un resabido eso no es una derrota. Y para dejarlo claro añade uno de ellos "No, si ya pensaba yo que era muy pronto, pero pensé que nos tendrían sentados en el avión esperando". Si es que nada se escapa al entendimiento de esta raza superior.
  • Los orientales. Sí, digo orientales porque soy incapaz de reconocer entre nacionalidades específicas. Sólo una cosa me queda clara, si quisieran dominar el mundo ya lo habrían hecho, pues son omnipresentes. Ni en un baño podrás librarte de su presencia. Destacan por ir en manadas (el término grupo se queda corto) y ser reacios a adoptar costumbres occidentales. La cámara es una extensión de su mano, y su apariencia es cada vez más sofisticada.
  • Los americanos. Su atuendo siempre es particular. El uso de sombreros de cowboy o las chanclas con calcetines les delatan. Da igual las exquisiteces culinarias del lugar, se les podrá encontrar a la hora de cualquier comida en los McDonald´s.
Y una vez hecha esta reflexión me retiro esperando haberles entretenido aunque sea un poco. Siento haberme extendido, sé que seré reprendido por ello por cierto miembro de la cúpula directiva si llega a leer esto, pero podré con las críticas. ¡Hasta pronto!

miércoles, septiembre 24, 2008

21.097 (Toma II)

En capítulos anteriores el diablillo de mi hombro izquierdo había comentado que está muy mal dejar las cosas a la mitad, y que no tiene ningún sentido correr media maratón cuando ya está inventada la maratón entera. Seguramente ustedes, amigos lectores, pensarán que esa afirmación es una de las mayores gilipolleces que han escuchado, porque en realidad lo que no tiene ningún puto sentido es correr medias maratones cuando uno puede estar tranquilamente chingando en casa, y oigan, no seré yo quien les quite la razón, pero es que, entiéndanme, odio que me digan que no tengo cojones de hacer algo, y menos si se trata del diablillo de mi hombro izquierdo. Porque me cae como el culo.

Así que uno, que no acaba de escarmentar con su ya amplia experiencia sufridora, se propone para el año que viene recorrer los 42.195 jodidos metros de una jodida maratón. Pero claro, eso ya son palabras mayores, ahí no se va así a la buena de dios, como suelo ir yo a los sitios, joder, que 42 kilómetros son muchos kilómetros. Con lo cual, por una vez en la vida, y sin que sirva de precedente (quede claro), uno decide hacer las cosas como dios manda y entrenar un poquillo. Y en ese pormenorizado y concienzudo plan de entrenamiento basado en el famoso axioma deportivo de hacer cada día lo que te salga del ojete (muy recomendado por afamados entrenadores), decidí que la primera piedra de toque iba a ser la media maratón del Bajo Pas. Porque sí, porque me pareció adecuado a las circunstancias circundantes de mi propia circunscripción. Lo que les digo, viva el entrenamiento planificado.

Y hete aquí, colegas, que los caminos del señor son inescrutables, y que un día cualquiera que andaba yo atareadísimo hablando por el mesenyer, voy y me encuentro en la red de redes con mi compañero menosmolero Juanisho, al que sé de buena tinta que le encanta ver como me jodo la vida en gestas deportivas de dudosa altura. Y le comento lo de la media maratón. Venga ya, me dice él. Que sí colega, que te lo juro por snoopy. No puede de ser, tío, osea, qué súper fuerte, tío, yo también me la estoy preparando (inciso: juanisho es un tipo chachi que no habla como un gilipollas osea, pero es que así tiene más gracia). Anda ya, tío, qué súper bien, tío, así sudamos juntos, tío. Ya te digo, tío. Pues hasta otra, tío. Ya te digo, tío.

Así que ahí andábamos el señor Juanisho (que tiene unos atributos hueviles que no le caben entre las piernas) y servidor, a las 10 de la mañana del día de autos, untados de vaselina hasta el corvejón, listos y dispuestos para machacarnos de forma estúpida, gratuita y totalmente absurda. Objetivo propio después de cinco semanas a razón de 30 kilómetros semanales, intentar hacer 1h45’. O lo que viene a ser lo mismo, a 5’ el jodido kilómetro.

Y dieron la salida. Y claro, salimos. El primer kilómetro en 5’15’’. Calentando. El segundo y el tercero en 5’. Las sensaciones reguleras, no acabas de notar las piernas sueltas. En el cuarto ya empieza la maquinaria a carburar. A partir del 5 empiezas a clavar el 4’45’’ cual metrónomo suizo. Sobrado. En el 7 pasas a un amiguete y te haces unos metros con él. Qué tal. Bien, tira a ver si te sigo. Por el 10 en 48’45’’. Miras atrás, ni rastro del amiguete. Joder chaval, esto lo vas a acabar pagando y lo sabes. Pero el pulso va bien y no te duele nada (sorprendentemente) así que a tomar por culo, banzai, a mi señal ira y fuego y si reventamos, pues qué le vamos a hacer, para eso está el cuerpo, cojones. Por el 15 en 1h12’15’’. Casi 3 minutos mejor que el objetivo. Joder, y la cosa aún pinta bien. Estoy hecho un toro. Pues a tomar por saco, en los 6 últimos hay que echar el resto, a ver si bajamos de la 1h40’. Así que le das otra vuelta de rosca al cuerpo y bajas una corona. A ver hasta dónde llegamos. A partir del 17 cada kilómetro pesa como una puta losa, pero aún vas con fuerza y ahí no se afloja aunque te den dos ostias, por tus santos huevos que se baja del 1h40. En el 19 vas tirando de un grupillo de 6 o 7, pasas una curva de derechas y te plantas delante del único repecho del recorrido. Tú ya venías sobre aviso, pero joder, en el 19 ya se está para pocas alegrías y eso es una jodida pared. 100 metros hasta arriba. Se oye blasfemar a tu espalda. Tú ni miras, que cada perro se lama su ciruelo amigos. Llegas arriba temblando y miras el reloj a ver cómo va el tiempo. Cálculo mental rápido: para entrar en menos de 1h40’ en poco más de kilómetro y medio hay que comerle al reloj 50’’. Tocas a zafarrancho, y a saco paco. Ahora hay que sacar de donde se pueda, si es que a esas alturas queda algo dentro. Ni miras las pulsaciones, para qué, piensas, que se joda la patata y bombee la cabrona. Entras en meta en 1h40’9’’. Su puta madre. Por nueve cochinos segundos. Su putísima madre.

Una chiquilla se acerca a darte agua, la coges (el agua), y entonces es cuando tu puto corazón de dos velocidades decide meter segunda. Cagoentroya. Te mete tal latigazo en la cabeza que te quedas de pie por el canto de un duro y porque hay una valla cerca. En esas se acerca la andaluza (que me acompaña a todas estas cosas para ver si hay suerte y se libra de mí de una vez) a preguntarme qué tal. Bien jodido, nena, bien jodido. Pero si lo has hecho de puta madre. Sí, pero me ha dado la chunga. Qué imbécil eres, ¿y por qué coño no te has parado, gilipollas?. Coño, que me ha dado de parado, y no me hagas hablar que se me suben todavía más y no está el horno para bollos. Venga, a un banco, a sentarse. No te preocupes, que ya sabes que ahora se me pasa. El ahora se convierte en 15 minutos y ni atisbo de pasarse, así que uno empieza a mirar de reojo a la ambulancia y se pregunta cuánto tardarán en llegar hasta ti, y si encontrarán el botón de reinicio. Aparece Juanisho. ¿Bajaste de dos horas?. Sí tío, de largo. Qué raza tienes, chaval. ¿Tú qué tal?. Ya ves, un poco acelerado. ¿Como cuánto?. Ando por las 200. ¿Desde hace mucho?. Como 20 minutos. Joder. Ya te digo.

Pero bueno, a los 30 minutos, justo antes de que la andaluza empezara a llamar al Samur, a los Geos, a la Guardia Civil, al cura y a la funeraria, todo volvió a su cauce habitual. Así que bien está lo que bien acaba. Y ya estamos más cerca del objetivo de 1h35’ antes de ir a la maratón. La de Barcelona. El 1 de Marzo. Fecha marcada con rojo sangre en el calendario. Pero esa, será otra historia.

P.D: Por cierto, que el gran hakuna menosmolero (tío de puta madre donde los haiga), y su santa (tía de puta madre donde las haiga), también vinieron a animar y a ver lo que quedaba de nosotros en la meta. Un tipo muy salao el gran hakuna, así que no se le ha ocurrido otra cosa mejor que plantar esto en el youtube. Un cachondo, sí. Quede en mi descargo que después de correr tanto, uno bebe mucho, y claro, por algún sitio tiene que salir tanto líquido. Just do it, my friends.


jueves, septiembre 11, 2008

Seguimiento video-gráfico del interior del LHC

Preocupados como estamos en este blog por el desarrollo sostenible, el avance científico y la perpetuación de la especie del asno común malacitano, considero preciso advertirles de que mucho me temo que las cosas por el CERN en realidad no van tan bien como pretenden vendernos la comunidad científica, la prensa, y nuestro enviado especial al lugar de los hechos.

Vali ha utilizado sus conocimientos avanzados en sistemas de video-vigilancia (y megafonía, sólo que no viene al caso) para ofrecernos la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.

Ojo al dato y recen lo que sepan a la deidad que estimen oportuno.

Disfruten lo que les queda antes de formar parte del infierno sub-atómico.

miércoles, septiembre 03, 2008

Una plaga imposible de controlar

Mi vuelta a la actividad posteadora no podía ser de otra manera que no fuera por una denuncia. Todos sabemos lo que son las modas en el mundo, en todos los ámbitos de la vida, desde ropa, complementos, estilos, arquitectura, bla bla bla... El problema de estas modas es cuando se convierten en obsesión, en plagas, o peor aún en elementos que se creen necesarios.

En el post que hoy nos ocupa, me centraré en una de las cosas más peligrosas que existen ahora mismo en las ciudades de España, los BADENES. Ahora mismo te descuidas dos días y te ponen un badén en la puerta de casa. Y ojo que a quien escribe le parece muy bien lo de controlar la velocidad, que a los chicos con sus coches molones que se creen que viven en el GTA o en The Fast and the Furius no les permitan hacer el canelo y tantas otras cosas. Pero por favor, las cosas con orden, bien señalizadas y en su sitio.

Hace un tiempo se pusieron de moda los de plástico amarillo, el pueblo reaccionó de la manera esperada, arrancándolos. No les debió hacer mucha gracia a las autoridades y su reacción fue inmediata, ponernos bordillos en mitad de las calles. De hecho en algunos casos, los bordillos son más bajos que los badenes. No quiero ser pesado pero voy a hacer una lista de los sitios que no son convenientes poner badenes:
  • Cambios de rasante,
  • cuestas con cambio de pendiente, y mucho menos sin señalizar,
  • curvas casi ciegas,
  • subidas.
Como consideración adicional, por favor, si ponen arcenes, señalicenlos, que se vean, que la crisis es muy dura y la amortiguación del coche no se puede cambiar todos los meses. Sirva de fotodenuncia esta fotografía gentileza de forocoches:


Me quiero despedir con unos versos para reencontrarme con nuestro lector:

Por las mañanas arranco mi día,
medio sobado,bastante empanado,
en mi coche tengo el culo pegado,
cuidados empiezo a recorrer la vía

llego tarde, pero con alegría
pero un puto badén me ha amargado
sin esperarlo me lo he tragado
cabrón quien le puso, le patearía.

Hasta las narices de ese vaiven,
ya sea de plástico o de asfalto,
si puedes escapa por el arcén

que ya empiezo a estar bastante harto
de los saltos que nos pega el badén,
y cada día están mucho más alto.


Desde "El hogar de los menosmola" promovemos el uso responsable y respetuoso de cualquier vehículo. Porque más vale perder un segundo en la vida, que la vida en un segundo.

domingo, agosto 31, 2008

Corre, corre, caballito

Lo prometido es deuda. Re-apareció el vídeo denuncia del que hablaba el día de las semifinales olímpicas. Cortesía de Piti Hurtado, una dosis de reglamento baloncestista internacional. Para que todos aquellos que estiman que la desigualdad de criterio arbitral en la aplicación de ciertas normas influyó decisivamente en el resultado final del Torneo se reafirmen en su valoración.

Yo de cara a la galería siempre defenderé esa teoría según la cual de haberles pitado los señores colegiados a los yanquis unas cuantas infracciones los primeros días, hubiesen escarmentado (quizá estoy confiando en demasía en su capacidad intelectual, eso es cierto) y el desenlace del domingo pasado no hubiese variado mucho, pero quienes me conozcan sabrán que, aunque reconozca que la defensa con las manos me parece algo respetable (defiendo la famosa teoría del "Haz 20 faltas y te pitarán las 20; haz 40, y te seguirán pitando 20") y que lo de reclamar que se señalen los "3 segundos en zona" es un poco pataleta, hay una cosa que soy incapaz de pasar por alto. Y es que...

¡¡SON PASOS, COÑO!!


Y de propina, este otro, con idéntico propósito sonrojante y acompañado de musiquita molona:


A la vista de lo cual, y dentro de la problemática que afecta a todo el equipo USAmericano en general, destaca sobremanera el caso de LBJ23, el Elegido, al que su salto directamente del instituto al mundo profesional le privó de disfrutar de importantes fases de aprendizaje básicas para su formación y conocimiento de las matemáticas y el razonamiento espacial. Una lástima, oigan. El día que le fiche el Olympiakos, Arteaga se pone las botas pitándole en Euroliga.

Y con esto, doy por finalizadas mis diatribas olímpicas anti-IU-ES-EI. Creo. Siempre puede surgir alguna otra cosa. Quién sabe.

viernes, agosto 29, 2008

Una de yankis a la pekinesa

¡Ay! yankis anormales de los putos cojones, cómo os gusta velar en entierros a los que nadie os llamó. Claro que sí, ustedes como pedro por su kelly en todos los saraos, hayan sido invitados o no, siempre sentando cátedra y explicando lo que está bien y lo que está mal, con su moral intachable de superhéroes marcadores de paquete por bandera. Gracias al cielo que los tenemos a ustedes, cual faro salvador, para que nos guíen por este mundo inhóspito y rastrero explicándonos, siempre de forma altruista y sin buscar en ningún momento su beneficio particular (faltaría más), la manera en la que tenemos que obrar y comportarnos para que este se convierta en un mundo rebosante de paz y felicidad.

Pues miren ustedes, a mí todo eso me parece chachi de la muerte, cada uno lleva sus traumas infantiles y su puta deficiencia mental como mejor puede, y además, qué cojones, algo tienen que hacer para justificar su autoerigida posición de defensores del recto obrar y de la paz mundial (el petrodólar por supuesto no tiene nada que ver en el asunto). Pues, como les digo, toda esa pose de másters del universo de bandai está muy requetebién siempre y cuando no me vengan a dar lecciones de rectitud, moralidad y puritanismo a mi puta casa. Entonces no, hijos de la grandísima puta, entonces ya empieza a gustarme menos el asunto y acabo, sin yo quererlo, dios me libre, por irlandesarme.

El caso es, imbéciles del culo, que en su permanente y despreocupado rastreo de posibles infractores de su íntegro e irreprochable código moral, dieron con determinado anuncio de nuestros héroes patrios del momento (léase la selección de baloncesto que casi se la mete doblada y hasta el fondo) poniéndose los ojos a lo chinorri, ya saben, así como si no consiguieran abrirlos del todo y miraran el mundo exterior con recelo y sospecha. Pues bien, ustedes defensores incansables del débil y el oprimido, decidieron en un alarde de fineza hilandera, que aquel anuncio era racista, xenófobo, indigno, inconstitucional y que atentaba contra todos los derechos básicos del pueblo chino y de parte de los alrededores y, por supuesto, se lanzaron a una campaña en la que explicaban pormenorizadamente lo irrespetuosos, intolerantes e hijos de puta que somos los españolitos de a pie. Claro que sí hombre, aquí somos todos unos cabrones de mierda porque nuestra selección de baloncesto (que se iba a jugar a china) se hizo una foto con los ojos a lo chino. Hay que ser indeseable y rastrero para cometer semejante atropello contra los chinos y las chinas. Desde luego que todas las retractaciones y disculpas que exigieron ustedes, señores demagogos comepollas, son perfectamente entendibles y justificables. Es más, en mi opinión se quedaron cortos, lo mínimo habría sido la silla eléctrica y soltar un par de bombas por los madriles, para que aprendiéramos los demás. Básicamente lo mismo que si un par de simpáticos chinitos se vistieran de toreros para anunciar un bonito viaje a Sevilla, hasta ahí podríamos llegar, chinos vestidos de toreros y chinas vestidas de faralaes. Vamos hombre, lo que nos faltariese para el duro, imposible soportar tal inmoral y ultrajante mofa.

Si es que tienen más razón que un santo, coño, asco me da ser de aquí. A mí lo que realmente me gustaría es ser americano, eso sí que sería de puta madre. Con un himno con letra, como dios manda, y no el chunta chunta de aquí. Y pudiendo ir por el mundo matando moros, negros, vietnamitas, cubanos y lo que se tercie (porque se lo merecen, ojo) sin que nadie me pueda decir ni mú y siempre en nombre de la libertad, la tolerancia, y el tío sam, que es un tío cojonudo. Claro que sí, colegas, si fuera americano todo sería mucho más mejor que te cagas, y cuando alguien me dijera que es Spanish, además de mirarle por encima del hombro como si fuera puta escoria humana, podría preguntarle sin pestañear (siempre desde la libertad de expresión y la osadía que da el analfabetismo más recalcitrante, naturalmente) que cuánto tardó en llegar a los estates en coche, para acto seguido, congraciándome con los pueblos inferiores que necesitan ser salvados de sí mismos, añadir con suave gracejo andaluz “olé, olé”.

Bueno, queridos amigos de las américas del norte adalides de la liberté y guardianes de la galaxia, supongo que no habrán entendido una puta mierda, pero para que vean que yo a pesar de ser español soy un tipo enrollado, igualitario y transigente, les invito a todos ustedes, ya sean blancos, negros, amarillos o tuttifrutti, a meterse toda la sarta de gilipolleces que han lanzado a los cuatro vientos por su blanco, libre y tolerante culo y acto seguido a que vengan todos juntos a comerme el rabo. Putos retrasados.

El cuerpo del delito.

domingo, agosto 24, 2008

Con todos ustedes, el mayor espectáculo del mundo

Bienvenidos, damas y caballeros, al circo Wukesong, donde podrán presenciar atónitos maravillas sin par.

Disfruten con nuestros acróbatas, de movimientos ágiles y saltos elásticos. Creerán que el hombre puede volar hacia un aro.

Asómbrense con el Gran Filipowski, experto domador de bestias pardas de 2x2 metros y más de 120 kilos de peso.

Admiren la compostura de nuestro jefe de pista, ubicuo y omnipresente. Aprovechen, que le queda poco con nuestro grupo.

Pásmense con Mr. Houidiniames, prestidigitador de leyenda, y su famoso truco de la volatilización llegando al final de nuestra representación.

Y por supuesto, rían a mandíbula batiente y sin cesar con los payasos, distinguibles por sus atuendos de color azul.

¿Cómo están ustedeeeees?

¿Y ustedes qué estaban haciendo bien de mañana hoy domingo? Yo incordiando a los vecinos mientras veía un señor


Lástima que no pudiéramos superar esa conjunción de talento, potencia física, extraordinario acierto y exquisito juego de pies de nuestros rivales. Ahí estuvo la cosa.

Tampoco tengo mucho más que añadir. De lo mejorcito que estos ojitos pecadores que han de comerse los gusanos han presenciado nunca. Así que con la venia, y tras recomendar que escuchen a un clásico de esto, paso al reparto de los Portuguesines honoríficos entre los miembros de la selección sub-campeona. Si quieren añadir alguno, lo hacen en los comentarios, que para eso están.

Portuguesín honorífico a la "Joventut" divino tesoro. Ex aequeo para la doble R llegada de Badalona. Por sus robos, penetraciones, triplazos y vuelos sin motor. Tanto monta, monta tanto, Rodolfo como Ricard(o). Accesit especial con motivo de la finalísima para Rudy, ese chico desprendido que ha permitido pasar a la historia al rey hormonado del rebote NBA como parte imprescindible de un póster que decorará no pocas habitaciones.

Algunos blancos también la saben meter

Portuguesín honorífico a la discreción y la eficacia. Suma y Sigue Jiménez, repuesto del vudú sufrido en el partido ante los anfitriones para dar lecciones de cómo se juega a esto de la pelota grande.

Portuguesín honorífico a la mejor reaparición. Juancar. Por su resurgir, si acaso parcial, de hoy. Máxime tras escuchar mis plegarias y pegarse una irónica y memorable carrerita con el balón en la mano a falta de 3 segundos para la conclusión del torneo.

Portuguesín honorífico "Viva España manque pierda". A ese derroche de hispanidad italianizada llamado Jorge Garbajosa.

Portuguesín honorífico "A Felipe Reyes no hay quien lo pare...". Espartaco Reyes, cuyo arco de circunferencia en sus extremidades inferiores no hace sino aumentar y aumentar. Va a tener que encargar suspensorios talla 5XL a algún sastre que se lo haga a medida.

Portuguesín honorífico "Si lo sé no vengo". Mi Raulín, que de no ser por los tiros libres de la semifinal, esas voces que afirman se trata del hijo no reconocido del seleccionador sonarían con más fuerza.

Portuguesín honorífico "Pepe Gafez". Dedicado a Caldereta, que cuando parecía que empezaba a carburar y podríamos seguir con nuestra particular reconciliación, va el tío y se lesiona.

Portuguesín honorífico "A mí la guardia". Compartido por el plantel de secundarios de lujo especializados en tareas destructivas no reñidas con breves momentos de esplendor ofensivo, Mambrú se fue a la guerra, Benna Rodríguez y el "pequeñín" de los Gasol.

Portuguesín honorífico "Follow the leader, leader, leader". A ese tipo altiricón políglota que nunca falla cuando el equipo nacional se juega las habichuelas. Y eso que esta vez tenía razón para estar mosqueado, por haberle hecho empezar a carburar una semana antes de lo previsto.

Portuguesín honorífico a la mejor dirección. ¿De verdad hace falta que lo diga? Directito para el Maquiavelo de los banquillos. Mamá, yo de mayor quiero ser Aíto.


Enhorabuena a los premiados y gracias por los buenos ratos, especialmente los de la última semana y más en concreto los de hoy mismo. Eso sí, para la próxima procuren ganar, que mal que bien a uno se le queda una cara de tonto que pa' qué las prisas. Aún más a sabiendas de que mañana hay que volver a la cruda jungla laboral.