miércoles, octubre 29, 2008

Ni alterna ni continua

Al irlandés y el portugués se nos han fundido los plomos por completo.

El momento tan temido al fin ha llegado: mi primer fiasco adquisitorio. De entradas por internet, se entiende. Fiascos ha habido otros muchos, demasiados como para ponernos a relatarlos aquí y ahora. Y adquisitorios ni les cuento.

A lo que íbamos. El plan, cónyuge b mediante, porque nosotros mucho alardear pero luego resulta que estamos en la parra, parecía sencillo a primera vista. No era algo que no hubiésemos hecho antes. Y con relativo éxito (reconozcamos que los asientos que nos correspondieron en el Eurobasket no eran los más idóneos para ver un partido de baloncesto en todo su esplendor). La labor de información para saber dónde comprar corrió de mi cuenta. La parte crematística, de la de mi asociado, que es el capitalista del grupo y hace negocio en su residencia de los madriles arrendando conexión de internet y garaje a sus vecinos, ex-telecos y ex-contribuyentes de este blog de renombre.

Tras los típicos problemas y agobios de última hora (cuando por última hora se entiende 2 minutos antes de la hora zulú) en forma de coleguitas que quieren apuntarse a la expedición con el consiguiente trastorno que produce en la repartición efectuada de "somos 4 - dejan 2 entradas por tarjeta - si la matemática no falla, vamos bien", y dejando a un lado las ambigüedades típicas asociadas a parejas y eventos de este calibre (también conocidas como "en ningún momento dije que no quisiera ir, eso fue cosa tuya"), estábamos preparados. Páginas web de ServiCaixa y Venta de entradas del Corte Inglés en nuestros respectivos navegadores. De un lado, la conexión más rápida a aquel lado del Rhin. Del otro, la típica mierdecilla eficaz suministrada por los operadores patrios a precio de oro.

Error 404. Page not found.

Error 404. Page not found.

Así, varias veces.

Como alternativa, la no menos edificante de alcanzar el anteúltimo paso en la operación de compra para acabar con un chasco de bemoles al ver que la página definitiva no carga.

Así, otras tantas veces.

Esto en lo del Corte Inglés, porque de ServiCaixa nunca más se supo. Página en blanco tras página en blanco. Un auténtico engañabobos. Por aquí sospechamos que todo tiene que ver con esa política aislacionista que les ha llevado a colocar fronteras a la fibra óptica... uy, perdón, al coaxial de mierda, al llegar al punto lindante con Aragón.

Tras varios minutos tornados en horas, repitiéndose una y otra vez la visión de tan entrañables mensajes en nuestras pantallas, trufadas de insultos y blasfemias en distintas lenguas de diverso calibre (donde "porca troia" se alzó con el premio del jurado a la mayor originalidad), y solventada la terrible realidad del momento con el gracejo caracteriza al irlan y mi optimismo antropológico casi enternecedor del estilo del que se gasta el Presidente del Gobierno, finalmente no quedó más huevos que toparse con esto:


Y asumir que la habíamos cagado. Así que ahora va a tocar reventa. O no ir, dependiendo del precio, claro. Siempre podríamos haber actuado como los fanes de verdad y habernos gastado 300 mortadelos en las entradas, las cuales deben facilitarte el acceso a los urinarios y tazas de water previamente utilizados por esos dioses del rock venidos de las antípodas, para que puedas admirar sus actuaciones en tan sacrosantos emplazamientos e incluso crear una obra de arte a partir de ellas, a lo Piero Manzoni.

Por suerte, y para hacer más llevadero el trance, cónyuge b ha tenido a bien compartir con todos nosotros, adoradores de Angus Young guiados por el espíritu de Bon Scott, su más reciente hallazgo en una de esas peculiares webs que suele visitar:


Ahí les tienen: pensando en su legión de fans sufridores del mundo de la informática entre los que nos contamos, ahora más que nunca. ¿Son o no son adorables?

3 comentarios:

el_irlandés dijo...

Aun no me puedo creer que nos quedaramos sin entradas. Mecagonlaputacaixa. Y si al final no vamos, que les den por culo a todos los que si puedan asistir, total, seguro que son una puta mierda de conciertos. Joder. Joder. Joder.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Joder, tío, lo siento, pero reventa ni de coña, macho, que estamos hablando de rascarse el bolsillo a lo heavy... y no se.... igual es el puto destino que va a ser que el concert es una puta mierda y tal y cual.
Que nada, eso que os ahorráis... y no lo penséis mas.
Un besazo fuerte¡¡¡¡¡¡

Nacho dijo...

Vaya putada!!

Mi compañero de piso las sacó el mismo día por la tarde, que por lo visto, haciéndote socio del club de fans en USA (previo pago de 30$), tenias posibilidad de adquirir entradas que ellos tenian apartadas o algo así...

podeis probar, a ver que tal