jueves, noviembre 27, 2008

Otoño a la cántabra

Inmersos como estamos en días del tipo a esos trovados por los chicos estos jevitrones que se han tirado casi 20 años para publicar su disco homenaje a la chinocracia


(vamos, que no se había visto tanto agua junta desde que Noé echó a andar su chalupa)

considero este un momento tan válido como cualquier otro para dar salida a una serie de fotos que ilustran bien a las claras los últimos meses por estos lares, para que nuestros menosmola en el exilio disminuyan su añoranza de la tierruca.

Como podrán imaginar, no ha faltado una buena dosis de mar revuelta:

Y pensar que este material me ha tenido que llegar desde Madrid, vía Nach


O de densa bruma, potenciadora del efecto Rompetechos en los ciudadanos:


Por descontado, una ración de cielo encapotado ha de estar siempre presente:


Y no puede faltar otra de impetuoso oleaje en las proximidades de la Virgin of the Sea:


Pero al final de la jornada, miren qué vistas tan potitas podemos disfrutar, siempre y cuando no estén cayendo chuzos de punta, o retumben truenos, de reverberación superior al máximo marcado en la escala que mida la reverberación de los truenos, que acojonen al más pintado y le quiten a uno las ganas hasta de asomarse a la ventana:


Y ya, si llega a caer el golito en el minuto 94 en Paguí mon amug, para qué queremos más.


PS - ¿Desde cuándo tenemos esa barra azul tan fashion atravesando todos los posteos? ¿Ya estamos introduciendo innovaciones estilísticas sin consultarlo con el socio fundador, muchachos?

7 comentarios:

Valich dijo...

Con que a eso te dedicabas en tus largas horas fuera del módulo eh? A sacar fotos... Ahora me cuadra todo. Ya decía yo que no era necesaria ni normal tanta ausencia contínua a la par que prolongada. Así que una de dos, o estabas sacando sacando fotos o existía alguna deficiencia en la organización/apoyo de tus incursiones.
Con esta revelación queda todo claro (o no?).

PS. No tardes mucho que hace frío y hay que hacer debate de cambios.

DELIRIUMTREMENDS dijo...

Portu, que bien vendes la tierra, tíouuuuuuuuuu¡¡¡¡¡ Me ha emocionado el reportaje gráfico, y la última foto parece de mentira de tan bonica que es...
Bueno, iré para el verano, sopena de que no pueda ver esta tierra que parece los exteriores de aquella película tan molona "La tormenta perfecta" en la que mi adorado Clooney sale ideal de la muerte con gorritos, camisas de leñador, y aspecto desaliñado... que como mola el aspecto desaliñado, eso sí, limpios por dentro, como yo digo...
La primera foto es de traca...

el_irlandés dijo...

Segnor Portu, no intente confundir a nuestros lectores. En Santander casi nunca llueve. Veamos:

- Las dos primeras fotos son evidentemente de una surada del copon. Y todo el mundo sabe que con sur no llueve.

- En la tercera hay demasiada niebla para que este lloviendo. Como mucho un chirimiri que casi ni moja.

- De la cuarta no tengo nada que decir. Puede que ese dia si que lloviera.

- Joder, en la quinta hasta se ve el sol. Podria perfectamente tratarse del mediterraneo. Con olas, y tal.

- Y en la ultima el sardi esta como un plato. Y ademas al fondo (cerca de Inglaterra ya) se ve claramente que no hay nubes. Casi casi de playa.

El Retirao dijo...

Y justamente hace 20 minutos de la que volvía a casa he visto cómo reventaba una tubería cerca de General Dávila que tenía pinta de innudar cuatro caminos en breve.

Lástima no tener cámara de fotos a mano.

Juan_isho dijo...

Otra maldita leyenda urbana. Que todos sabemos que en Santander llueve, pero ocurre muy de vez en cuando, y siempre que no puedas salir por algún tipo de impedimento de fuerza mayor exámenes, oposiciones, trabajo ... Siempre que se de esa situación hará un día de los que molan. Solaco, calor y maravillosas vistas.

Cónyuge b dijo...

La quinta foto me suena particularmente,ejem. Muy bonitas, y la canción más! 'Cause nothin' lasts forever even cold November rain .

Nacho dijo...

Bonitas fotos... pero más bonita aún es nuestra tierra...

nostalgia con el puto frío que hace en Madrid